miércoles, 23 de mayo de 2018

Entre cajas

Después del ruido
es difícil creer que entre los telares
hubo huesos y vaho de alegría.
Entiendo el trabajo que cuesta
imaginar que mi alma tuvo
el verde de tu mirada
y que fue inmortal.
O que celebrásemos saturnales
detenidos en la materia
de un viaje que suponíamos sin retorno.
Pero todo acabó
y hay que aprender a vivir
sin el brillo del falso papel
y de las máscaras.
Asumir que el delirio duró
apenas un segundo más que el deseo.


No hay comentarios: