domingo, 13 de mayo de 2018

La tarde obliga

Mira qué fracaso,
mira qué desastre
acabar de nuevo dudando...
dudando en la tarde.
-L.E. Aute-


La tarde obliga,
quizá porque la tormenta amenaza
y sólo nos queda el consuelo
de un juego de mesa familiar,
a refugiarme en la parte de atrás
de los párpados
a mirar sin ver
                            (Yago de mi imaginación)
los lugares comunes infectados
de envidia.
A estar lejos del epicentro
de mi vida.
A preguntarme qué sentiras
cuando vuelvas a la misma lluvia
que nos ahogó juntos
aquella tarde.



No hay comentarios: