viernes, 31 de agosto de 2018

7:48 am


Todas las mañanas abro los ojos
antes que suene el despertador.
No es que sea prudente,
yo no era madrugador,
es que sueño despierto
que sea un día de hace tiempo,
momento
de esos que tu ropa estaba
arrugada al borde de la cama,
o caída en el suelo.
Que abrías los ojos
y tu soñolienta sonrisa
me decía
¿Qué hora es? ¿Haces tu el café?



miércoles, 29 de agosto de 2018

Ya esta aqui, disponible mi primer poemario, El amor en los tiempos del hashtag. Puedes pedirlo a través de los correos enrique@delportal.com y elanverso@delportal.com. Muchas gracias.


lunes, 27 de agosto de 2018

Troquel

Claro que se me rompió;
primero en los dos que ya era
y luego cada uno de esos pedazos
en otros mil, que voy buscando
y recogiendo

Sí; y a pesar de todo está sanando;
cada día te me dueles algo menos,
aunque hay tardes que recaigo
y destenso los hilvanes
para alimentar la cicatriz,
o busco en ese olor aséptico de yodo
restos de tu aroma,
mientras el metrónomo
va marcando el ritmo de los latidos.

Pero claro que se rompió;
y mira la marca que va quedando
a todo su alrededor;
una dentellada porosa,
una sutura inexperta que adhiere
y mantiene las fibras sujetas a la vida.
Mira;
que irregular troquel de músculos
en el que sé que ninguna otra silueta
(ninguna, ya nunca) encajará.


miércoles, 22 de agosto de 2018

Micropoema #37

¿Cuántas veces enamorarse
por primera vez
hasta saber que es la última?


lunes, 20 de agosto de 2018

Esta casualidad

Hoy te vi, por casualidad,
caminando apresurada entre la gente.
Apenas unos segundos que pasaron
tan veloces.
Miré como te alejabas sin reparar
en mi presencia;
o eso pensaba.
Ibas dejando una estela invisible
para todos
pero espesa y tangible
para mi.
Ahora, en la ventana que da a la noche
busco razones para dormir
y perder este momento de alegría
y martirio.
O sumirme en el sueño que pueda traerte
de vuelta, pero esta vez,
si es posible, para quedarte
y que no vuelva la casualidad
a reconocernos.


Haiku 43

Escapémonos,
sugería la canción.
Y la ignoramos.


Micropoema #36

Una lista de reproducción
en la que, entre canciones,
pusieras la que se titula
tu vida.
Y reiniciar.


viernes, 17 de agosto de 2018

Haiku imperfecto

Ninguna rima
hará de lo que siento (por ti)
más poesía.


lunes, 13 de agosto de 2018

Cartografía

He trazado un mapa muy cuidadoso
que no señalará ciudades
ni aún lugares;
pero lo bastante detallado
para que, en apenas un vuelo,
me lleve de tus caderas a tu recuerdo.



Micropoema #35

Uno siempre sabe
cuando algo es para siempre.


Micropoema #34

Tanta música que hubo entre nosotros,
tantas canciones que me recuerdan a ti,
y se nos olvidó bailar.


jueves, 9 de agosto de 2018

A partir de septiembre estará disponible mi primer libro de poemas, El amor en los tiempos del hashtag, que se podrá adquirir a través del correo elanverso@delportal.com al simbólico precio de 10€. Así que ya puedes pedir el tuyo. ¡Muchas gracias!





Efecto Doppler

Anoche estuve debajo de tu ventana,
de pie,
un buen rato.
Disculpa, si, te espiaba,
pero era mayor el deseo de verte,
saber de ti, que la prudencia.
Aunque fuera una sombra,
o una cortina descorrida.
Estabas viendo la televisión 
podía ver las imágenes reflejadas 
en las paredes y en el cristal de tu balcón.
No sé por qué,
pero todo parecía más gris,
y más veloz o más ausente.
Hasta la música de fondo se deformaba según pasaban los minutos;
ni los Sultanes soportan la velocidad de la luz…
Al marcharme miré las estrellas 
que igual que tu ventana están 
cada vez más lejos 
y sólo nos dejan un rastro 
que va deformándose con la distancia.
¡Maldito efecto Doppler!


sábado, 4 de agosto de 2018

Calima

Soñé que despertaba
en el centro de la lluvia,
calado hasta los besos
que ansiaba darte.
Pero estaba solo en aquella marejada
que me empapaba el alma,
solo de ventanas cerradas,
solo de paraguas rotos
y solo de teléfonos fuera de línea.
Soñé que chapoteaba
perdido por las mismas calles
que me perdí contigo,
que me perdí de ti;
calles de ciudades inhóspitas
que me aterra volver a visitar,
y que señaladas en el plano
me indagan para suicidar la verdad.
Pero he despertado en medio de la calima,
en una tarde brumosa y seca
que predice la noche
en la que no voy a poder soñar contigo.



Micropoema #30

Ilógica semántica;
primera persona del plural
no existe.


Micropoema #29

Sólo me queda medio corazón,
pero te pienso y late el doble,


Micropoema #28

Dicen que los miembros amputados
aún se sienten.
Es cierto, que yo escucho latir
mi corazón.


miércoles, 1 de agosto de 2018

Lenguaje no verbal


Caminan
hacia un destino incierto,
sus miradas apenas se cruzan,
si acaso,
y siempre en discretos cuarenta y cinco grados,
como respuesta a algún comentario brillante
de uno de los dos
sobre la naturaleza del universo
o la refracción de la luz
en las olas.
Observan
Los detalles de las calles por donde pasan
con impostada indiferencia.
Un corazón
pintado en una pared les hace sonreír,
y el niño con la tiza verde en la mano
es el único que observa
el sutil y momentáneo rozar de sus dedos,
nada casual,
mientras se alejan.