sábado, 16 de noviembre de 2019

En chácena.

Insistiendo en revivir
esta ruta de lugares vacíos
este continuo volver a los sitios
intentando retratar el momento.
Todos estos escenarios
que acogen mi comedia,
mi drama y mi esperpento.
Vivir en el itinerario
y nunca llegar a término.
Y sólo cuando el ansia lo permita
recordarte en chácena, sonriendo
Y sé que no,
que nunca fue como tú querías
ni cómo yo,
ni hubo destino ni puerto.
Sólo que se nos vertió el amor
más allá de las sonrisas,
y ahora de muecas torcidas.
Sólo que se nos fundió el deseo,
y aquí está esta tarima vacía
que no me atrevo a llamar vida,
donde lloro y sonrío a la vez
sabiendo que no habrá regreso.


No hay comentarios: